La flexibilidad de horarios, menor coste, calidad y variedad de las materias y temáticas son algunas de las bondades de la formación
on-line a nivel general, pero en el caso de las empresas

¿Cuáles son las principales ventajas de la modalidad on-line para una organización empresarial?
Entre los principales beneficios se encuentra la flexibilidad, tanto en horarios como en espacios ya que esta forma de aprendizaje no está sujeta a las limitaciones que impone la formación presencial.
El coste de la formación también es mucho menor, permitiendo el acceso a una mayor cantidad de trabajadores/as sin una inversión añadida en los desplazamientos y sin una pérdida de productividad por la ausencia o reducción de la jornada laboral para la realización de la formación.
Además, las plataformas on-line están adaptando gran variedad de materiales y temas a los formatos y dinámicas más propios de esta modalidad, incorporando herramientas interactivas y de comunicación, y con plena disposición a la actualización de contenidos, de manera que las empresas y empleados/as disponen de cursos personalizados y adaptados a sus necesidades y objetivos organizacionales.
Una ventaja añadida del aprendizaje electrónico es que permite reciclar a los/as trabajadores/as, al mismo tiempo que le motiva. El trabajador/a se siente incentivado/a por la empresa ya que valora esta ocasión de aprendizaje como una oportunidad de mejora, con el consiguiente aumento de su productividad.

Escribe un Comentario

¿Eres humano? *