#2771
AvatarAnónimo
Inactivo

En mi opinión ocurre por motivos económicos y/o por intereses políticos. Creo que no se está dispuesto a crear el servicio y asumir el coste que conlleva, pero existe interés en que los beneficiarios se sientan atendidos durante un tiempo. No hay un objetivo real de asumir la responsabilidad y resolver la necesidad.

Si financiamos servicios con proyectos no garantizamos la continuidad ni la calidad del servicio ya que no se pueden establecer objetivos reales a largo plazo porque en algún momento no habrá recursos.

Trabajar por proyectos cuando se estima debería hacerse desde un servicio genera en los beneficiarios, falta de constancia, inseguridad, inestabilidad, miedo,sensación de desatención, falta de objetivos a largo plazo, cronifica al no poder trabajar más que necesidades básicas cuando son necesarias otras actuaciones, pérdida de tiempo…